Galería

Torneo pt. 2

26 torneo

¿Alguno de ustedes, al querer levantarse de la cama, ha visto el tiempo pasar rápidamente en un parpadeo?😅

🚗 Detenerse en una subida siendo principiante manejando carro de cambio puede ser aterrador.😱

🎨 Elegir colores me cuesta mucho. Aquí me gustó cómo quedaron.💕

homereturnrwfw

Galería

¡Imparables!

03 imparables

⚽️ La FIFA hace poco estableció el «cooling break«; pero desde hace mucho tiempo en las calles se hacían «breaks» para cuidar a los jugadores.😂

❔ ¿Les parece bien que coloque los nombres de las fintas? Es un reto dibujar las fintas pero los nombres facilitan su comprensión (si se sabe de balompié).😬

homereturnrwfw

Galería

Mt 20.20-28 La petición de una madre

es20_04es20_05

Continuemos con Mateo 20… tenía MUCHÍSIMO TIEMPO sin avanzar. 😦

En ese momento Jacobo y Juan no lo sabían pero Jesús, el Hijo de Dios (a quien ellos le estaban pidiendo un puesto de honor) sería capaz de lavarle los pies. Aquí Jesús habla de la grandeza del servicio y también lo demostraba con obras.

«La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo Jesús, quien, siendo por naturaleza Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse. Por el contrario, se rebajó voluntariamente, tomando la naturaleza de siervo y haciéndose semejante a los seres humanos. Y, al manifestarse como hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz!»  Filipenses 2:5-8

capitulos

Galería

Mt 19.16-30 El joven rico

es19_04es19_05es19_06

Aunque este joven consideraba que cumplía los mandamientos citados por Jesús; su interior preguntaba: «¿Qué más me falta (para obtener la vida eterna)?» Por nuestras «buenas acciones» no podemos obtener la vida eterna; sólo mediante la fe en Jesús.

Si somos creyentes; debemos reconocer que el despojarse de lo material para ayudar a los que están en necesidad no era un asunto personal a tratar con este joven; sino que es una norma aplicable a todo creyente:

«Todos los creyentes eran de un solo sentir y pensar. Nadie consideraba suya ninguna de sus posesiones, sino que las compartían. Los apóstoles, a su vez, con gran poder seguían dando testimonio de la resurrección del Señor Jesús. La gracia de Dios se derramaba abundantemente sobre todos ellos, pues no había ningún necesitado en la comunidad. Quienes poseían casas o terrenos los vendían, llevaban el dinero de las ventas y lo entregaban a los apóstoles para que se distribuyera a cada uno según su necesidad.» Hechos 4:32-35

reflexion

capitulos