Galería

Mt 19.16-30 El joven rico

es19_04es19_05es19_06

Aunque este joven consideraba que cumplía los mandamientos citados por Jesús; su interior preguntaba: «¿Qué más me falta (para obtener la vida eterna)?» Por nuestras «buenas acciones» no podemos obtener la vida eterna; sólo mediante la fe en Jesús.

Si somos creyentes; debemos reconocer que el despojarse de lo material para ayudar a los que están en necesidad no era un asunto personal a tratar con este joven; sino que es una norma aplicable a todo creyente:

«Todos los creyentes eran de un solo sentir y pensar. Nadie consideraba suya ninguna de sus posesiones, sino que las compartían. Los apóstoles, a su vez, con gran poder seguían dando testimonio de la resurrección del Señor Jesús. La gracia de Dios se derramaba abundantemente sobre todos ellos, pues no había ningún necesitado en la comunidad. Quienes poseían casas o terrenos los vendían, llevaban el dinero de las ventas y lo entregaban a los apóstoles para que se distribuyera a cada uno según su necesidad.» Hechos 4:32-35

reflexion

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s